Páginas vistas en total

sábado, 21 de julio de 2018

FIN DE LA JORNADA

La línea que separa
este lado
de un bosque ardiendo
es muy delgada.

Como una hoja enferma
siente el vértigo,
un pasado perdido
en días espesos,
al cabo, todo se confunde,
cadáveres prematuros
te dicen: acuérdate.

La línea que separa
estos dos mundos
termina siendo un castigo,
un amor prohibido,
la moneda que nadie acepta
como cambio.

El miedo se mastica,
hueso duro para los intestinos.




sábado, 14 de julio de 2018

Springfield, modelo 1873

Después de tantos años aquel joven Stevens
sigue apuntándome a los ojos
con una carabina, Springfield, modelo 1873,
hermosa como una escultura antigua,
como los mapas de Anaximandro.

La mujer del poema vive dormida,
recogidos sus pies bajo una sábana 
bordada con faisanes 
que no han envejecido.

Es la poesía,
alguien recuerda un verso y ahí está
la luz que brota en una voz que dice:
“el único emperador 
es el emperador de los helados”.

Será que sólo viven los sueños 
                                        lejos del paraíso. 

jueves, 28 de junio de 2018

¿EROS ES MÁS?

Prefiero lo vulgar
si lo vulgar es aquello 
que nace en las afueras.

Y no puedo borrar
lo que escribe el deseo.

Mi cuerpo elige hablar su lengua,
sin ninguna vergüenza.

Alguien que te conoce,
que sabe quién eres
pregunta
quién de los dos miente.

Si aquél que juega con fuego,

o éste que pide perdón

jueves, 24 de mayo de 2018

PARA QUE NO TE DELATE 

En este cuarto, 
donde lavas el miedo,
miras una imagen 
equivocada.

Un extraño
que habla como tú,
y piensa como tú,
y que como tú miente.

Nada parece que cambie.

Sólo el tiempo perdido,
como esas gotas 
de agua

convertidas en polvo. 

sábado, 19 de mayo de 2018

EL QUE SE ESCONDE

Ten paciencia, todo llegará
a poco que guardes los vestidos,
el oro de las piedras, el maquillaje
que rejuvenece el rostro.
Nunca ha sido fácil la espera.
Tu camino es esta luz que arde
tras la tormenta
y busca una verdad
en esos cielos que no conoces.

No enciendas la paja seca,
arde fácilmente.
Ni pretendas conquistar las nubes,
siempre pasajeras.

Elige entre cuerpo 
                            y pensamiento.





domingo, 6 de mayo de 2018

LAS QUEMADAS


La fiebre de sus ojos, o el de esas piedras 
de “a Raíz “ que se lamentan 
cuando arden los tojos y el monte bajo.
La vieja humareda más allá de los signos
y las orillas del lago, ya cerca del verano
y las lindes de Portugal.
Allí, donde las yeguas cansadas
beben en los claros del bosque, en las charcas
donde viven durante el día los insectos,
y el viajero moja sus labios y huele el veneno de una flor.

La fiebre de unos ojos que no conoces,
las cicatrices del agua.
Y el camino hacia ningún lugar,
al centro de las desapariciones.

Los ojos son las hojas verdes 
de la naturaleza: un espejo de misericordia,
una celda donde todo se guarda.

Y los silencios que vuelven tras años
                                                    en las quemadas.

sábado, 28 de abril de 2018



Michel Tournier
Sí, el tiempo trabaja contra el amor.


EL AMOR

Las lluvias ya son viejas. 
La tierra necesita otras nubes
dispuestas a hacer su trabajo,
y un rayo de sol
después de la tormenta.

Miras cómo cae la tarde.
El tiempo, dices, es más que un cálculo,
el movimiento silencioso o no
de los planetas.

A veces el amor se cumple 
más allá de las estaciones.
Azar o providencia.

Todo misterio
esconde unas monedas.

Toda entrega
la suave caricia
                                de un reino.